Mostrando 7 resultados

Registro de autoridad

Alfonso VIII (rey de Castilla)

  • Persona
  • 11/11/1155 a 6/10/1214

Rey de Castilla entre 1158 y 1214. Heredó el trono de su padre, Sancho III, con sólo tres años. Durante su minoría se designaron como tutor a Gutierre Fernández de Castro y como regente a Manrique Pérez de Lara, para equilibrar a las poderosas familias Castro y Lara, al tiempo que intervenían los dos tíos, Fernando II de León y Sancho VI de Navarra.
Se enfrentó con los reinos de León y Navarra. Las hostilidades con León se reanudaron tras con una breve tregua debida al casamiento del rey leonés con la primogénita de Alfonso, Berenguela. Las campañas para rectificar los límites con Navarra llevaron primero a un arbitraje de Enrique II de Inglaterra y después a la conquista castellana de Álava y Guipúzcoa, obteniendo así acceso al Ducado de Gascuña, que teóricamente pertenecían a Alfonso como dote de su esposa Leonor de Plantagenet.
La alianza con Alfonso II de Aragón ayudó a Alfonso VIII en varias empresas de la Reconquista; ambos reinos pactaron el Tratado de Cazorla de 1179, que delimitaba las futuras zonas de reconquista.
Funda Plasencia en 1186 con intención de unificar a la nobleza castellana y relanzar la Reconquista con el lema "Ut placeat Deo et hominibus" (en latín "para agradar a Dios y a los hombres"). El establecimiento en el lugar se debía a razones de estrategia militar propias de la Reconquista, pues a escasos kilómetros de la ciudad se hallaban las fronteras castellanas con el reino de León al oeste y con los musulmanes al sur.
Una ofensiva del sultán almohade derrotó a Alfonso en la batalla de Alarcos (1195) invadiendo el valle del Tajo, Toledo, Madrid y Guadalajara, que aprovecharon leoneses y navarros para recrudecer sus ataques contra territorio castellano. Tras detener estos ataques (Tregua de Guadalajara, 1207), Alfonso lanzó una primera ofensiva contra los musulmanes en Levante, de escaso resultado práctico.
La contraofensiva almohade, con la toma del castillo de Salvatierra, impresionó a la Cristiandad, facilitando a Alfonso la organización de una nueva campaña, que el papa Inocencio III bendijo como Cruzada, lo cual facilitó la unión de huestes aragonesas, navarras y francesas y las órdenes militares de Calatrava, del Temple, de Santiago y de Malta. La cruzada culminó en la batalla de Las Navas de Tolosa (1212), victoria decisiva que hundió el Imperio Almohade y dejó abierto el valle del Guadalquivir para la reconquista castellana. Poco después moría Alfonso, dejando el trono a su hijo Enrique I.

Círculo Placentino

  • Entidad colectiva

En 1903 un grupo de vecinos de Plasencia inicia las gestiones encaminadas a constituir una sociedad recreativa y de ocio, que se denominará Círculo Placentino, organizándose en una Junta Recaudadora destinada a obtener los fondos necesarios a través de la emisión de obligaciones que serán adquiridas por los interesados, los denominados Socios Obligacionistas, fundadores de la Sociedad.
El 12 de agosto de 1903 se emiten 600 obligaciones nominativas por valor de 25 pesetas. Se venden 611 obligaciones a 117 Socios Obligacionistas, recaudando 15.525 pesetas de capital fundacional. Estas obligaciones tenían un interés anual del 4% y vencimiento a 6 meses, siendo el primer vencimiento en enero de 1904.
Posteriormente esta Junta Recaudadora se disolvió tras conseguir los fondos y constituirse el 12 de octubre de 1903 la Junta General de Obligacionistas, que mediante el Acta de Constitución funda una sociedad civil denominada Círculo Placentino, destinado a proporcionar a los socios recreos propios de un casino.
El reglamento se aprueba por el Gobernador Civil de la provincia de Cáceres el 30 de noviembre de 1903 y queda constituido legalmente el Círculo Placentino el 11 de diciembre 1903.
La primera sede provisional del Circulo Placentino es en régimen de alquiler en calle Obispo Laso nº 8 (actual calle Trujillo nº 10), ya que el objetivo final es instalar su sede en un edificio de nueva planta situado en Hernán Cortés nº 2-4 esquina a Plaza Mayor nº 40-42 (actualmente calle de Los Quesos nº 2 esquina a Plaza Mayor nº 28), realizándose el traslado definitivamente el 1 de junio de 1906 tras concluir las obras de construcción del edificio.
El Círculo Placentino tuvo épocas de gran esplendor con varios cientos de socios, sufriendo las mismas incidencias que la ciudad y el país entero a lo largo del siglo XX. No hay constancia de graves incidentes durante la II República y durante la Guerra Civil el edificio fue ocupado por heridos de guerra y sufrió la expropiación de su mobiliario, como hechos más significativos.
También sufrió el declive que experimenta la sociedad en los años de la posguerra y décadas siguientes, hasta que en la década de los 70 acabó despareciendo por falta de socios y problemas con el alquiler de la Sede Social, que hace inviable su continuidad.